martes, 14 de julio de 2009

Dignificando a la oruga

Crítica al antropocentrismo desde la situación de las larvas de mariposas
25-06-09 Por Melina Solange Petry
Domingo de verano de mucho calor. Voy de urgencia a un vivero de plantas nativas, pues las 6 oruguitas de la mariposa Battus polydamas, también llamada “Borde de oro” (por su franja amarilla sobre el dominante negro de sus alas), se han devorado todas las hojas de la planta de la que se alimentan, la hermosa Aristolochia triangularis.

Luego de un viaje de alrededor de 2 horas en tren, colectivo y caminata, llego al vivero, me recibe una señora y nos dirigimos hacia donde están las plantas, encerradas en un antimariposario para que éstas no entren a colocar sus huevitos, y aún así en los cortos momentos en que abren, ellas en su desesperación se las ingeniaron para entrar, porque había varias orugas allí dentro.
Digo desesperación porque lamentablemente esta planta es muy escasa por llevar la maldición de ser nativa (1). Al igual que los aborígenes de nuestra sufriente y saqueada América y de la demás vegetación autóctona, fue exterminada.

En su lugar ahora vemos por todos lados especie introducidas de Europa y de otras partes del mundo, convertidas en invasoras porque las condiciones
ambientales aquí son distintas y porque no cuentan con sus depredadores naturales para que las regulen.
Dejándonos llevar por lo que hace todo el mundo, cultivando especies exóticas solo porque está en el vivero y nos gustó; no tenemos en cuenta que así rompemos el perfecto equilibrio de nuestra madre tierra.
No nos importa, (o no pensamos) que muchos animales hayan desaparecido o sean cada vez más escasos a causa de la desaparición de sus ambientes naturales.
En las plazas plantamos pensamientos y demás flores que hay que cambiarlas cada temporada, negocio para unos pocos que se quedan con una tajada, y nada más.
En su lugar se podrían plantar hermosas plantas nativas que atraen a aves, mariposas y otros insectos (cosa que no pasa con la mayor parte de la vegetación introducida) (2).
Continuando con mi viaje... Decido llevarme 2 orugas junto con las plantas, para salvarlas del trágico destino que les depara cuando alguien compre esta enredadera y las mate de un pisotón.
Ya de regreso, cuando subo al colectivo una señora me detuvo para decirme que tenga cuidado porque “queman”. Le expliqué que esa especie no tenía pelos urticantes, es inofensiva, y que había comprado las plantas especialmente para alimentar a las oruguitas.
(Aclaro que las tan famosas “gatas peludas” que matamos porque “queman” son de mariposas nocturnas muy bellas).
Dentro mío pensaba que lo único que faltaba ahora era que las quieran matar aún estando conmigo, ¡ya sería el colmo!
Subo al tren y me siento. Una chica me observaba, luego de un rato se levantó de su asiento y se dirigió hacia donde yo estaba e intentó matar a una de las orugas con su pie diciéndome: “hay un bicho”.
¡Esto no podía ser cierto! ¡Hasta donde llega la manía de matar de la gente! El automatismo...Incluso sin llegar siquiera a conocer... Ante el miedo a lo desconocido, nuestra conducta es matar.
En parte se hace por desconocimiento. Nos encantan las mariposas, pero detestamos a las orugas y les damos un pisotón enseguida, exclamando: ¡una gata peluda! A muchos les da impresión y tienen la conducta rutinaria de matarlas, como si estos seres no tuvieran derecho a la vida por ser “impresionables” para la mayoría de los humanos.

Esto que ocurre con las orugas y con muchos otros animales es algo propio de la visión actual que tenemos del mundo, que es antropocentrista (3) y se manifiesta con conductas especistas. (4)Nos creemos superiores al resto de las especies, el centro del universo.
En nuestra visión el mundo está a disposición nuestro, no nos sentimos parte de la naturaleza, sino fuera de ella. Desligados totalmente.
Les llamamos “recursos naturales”, un término meramente económico. Convertimos el mundo entero en mercancía, y lo que no nos sirve, lo que no tiene valor comercial, no nos importa y es exterminado. Pero no nos damos cuenta de que, como dijo el jefe indio Noah Sealth: “El hombre no tejió la trama de la vida; el es solo un hilo. Lo que hace con la trama se lo hace a sí mismo” (5)
Aquí no termina la odisea de mi viaje...
El tren quedaba en una estación cercana a mi casa, y tenía que esperar el próximo. Me senté y a mi lado había una mujer, la cual me dijo que había gatas peludas y que me iban a comer toda la planta.
Esa idea que tenemos (antropocentrista por cierto) de que la planta está para nosotros, para que admiremos sus hojas y flores… otra vez, sin respetar la trama de la vida, lo que hacemos aplicándole pesticidas constituye una violación a la madre naturaleza, humanizamos de alguna forma a la planta. En nuestro ego, la adaptamos a nuestro gusto y no permitimos que los animales se alimenten de ella.

Explico por tercera vez en este viaje el motivo por el que compré esta enredadera; en eso un chico de la calle, de alrededor de 12 o 13 años que estaba atento a la situación se acercó a observar las orugas con mucha curiosidad y entusiasmo; luego mantuvimos una grata conversación.

Este niño le comentó a la señora que él no sabía que
las orugas se transformaban todas en mariposas y le preguntó si ella si, a lo que ésta respondió negativamente.

Si bien este chico y la señora sabían del proceso de metamorfosis (el mismo me lo dijo), no lo relacionaron con lo cotidiano... evidentemente algo anda mal entre el ser humano y la naturaleza, que no percibe los ciclos más básicos de la misma.

La costumbre y la rutina nuestra es algo muy dañino para la naturaleza en general
y para nuestros hermanos animales. Es una prisión al pensamiento. Nos impide reflexionar sobre lo que estamos haciendo día a día con ellos (directa o indirectamente). Retrasa el cambio de paradigma, (del antropocentrismo actual al biocentrismo) (6), necesario para salir de la actual crisis social-ambiental, y para terminar con la explotación animal.

Por la maldita costumbre, rutina y por desconocimiento matamos a las orugas y demás “bichos” como si tuviéramos un chip en nuestro cerebro que nos hace matar todo lo que vemos de forma automática, como ocurre frecuentemente con las arañas y con todo animal que nos resulte desagradable.

Lo positivo de este viaje fue que la indignación por lo ocurrido me sirvió de disparador para contar hoy esto que pasa con las larvas de las mariposas, aunque también con el resto de los insectos y artrópodos como las arañas. También me llevó a la convicción de algo que ya creía, de que tenemos que enfocar nuestra energía hacia los niños como vehículos de cambio (sin restar importancia a los adultos), en tanto que este chico de la calle que se acercó, se entusiasmó mucho con este tema. ¿Pero por que ocurrió eso?
Fue porque PUDO VER DIRECTAMENTE lo que los adultos no pueden generalmente, cegados por el sentido común, sus prejuicios y costumbres que le impiden descubrir (a través de la observación), el maravilloso mundo y la belleza que hay en algo tan pequeño, pasado por alto y matado sin antes llegar a conocer, como lo es una oruga.
Ojalá nosotros los adultos, podamos liberarnos de todo esto para dejar de matar y empezar a conocer.

(1) Las plantas nativas son aquellas que evolucionaron, propagaron y desarrollaron espontáneamente en una zona, área o región, sin la intervención del hombre.
Cabe aclarar que “planta nativa” no corresponde a un país sino a una región determinada.
Fuente: Apunte: “Descubriendo las Plantas Nativas”, Josefina Favre y Mariana Kameniecki, Vivero Didáctico Municipal de Plantas Autóctonas de la Costa, Asociación Ribera Norte.


(2) Algunas plantas nativas bonaerenses que atraen mariposas ya sea por su flor o por ser alimento para sus orugas (planta nutricia):
* Mariposera o Chilca de olor (Eupatorium inulifolium):
atrae diversas especies de mariposas por sus flores, (muy perfumadas), y también sus hojas sirven de alimento a la oruga de la mariposa “Perezosa” (Actinote pellenea calymma).
* Chilca amarga (Baccharis salicifolia): Atrae diversas especies de mariposas por sus flores, y además las orugas de la mariposa nocturna Rothschildia jacobaeae se alimentan de sus hojas. Esta hermosa mariposa, si bien es nocturna, vuela de día. Posee gran tamaño, y su color es morado oscuro aterciopelado con cuatro ventanas transparentes. Fueron muy abundantes en la provincia de Bs. As. hace algunas décadas, pero como se eliminó esta planta, su número se redujo notablemente, apenas se la llega a ver. Quizás si cultivamos este arbusto, ayudemos a que vuelvan a ser más abundantes.
* Mburucuyá o Pasionaria (Passiflora coerulea): Atrae mariposas por su flor y además es planta nutricia de la mariposa “Espejitos” (Agraulis vanillae maculosa).
* Yerba de la víbora (Asclepia mellodora): Planta nutricia de la oruga de la mariposa “Monarca” (Danaus plexxipus erippus).
Plumerillo negro (Oxypetalum solanoides): Nutricia de la “Monarca” (Danaus erippus). 
* Mil hombres (Aristolochia triangularis): Sus hojas sirven de alimento a las orugas de la mariposa “Borde de oro” (Battus polydamas polydamas).
* Flor de patito (Aristolochia fimbriata): Sus hojas sirven de alimento a las orugas de la mariposa “Borde de oro” (Battus polydamas polydamas).
* Anacahuita (Blepharocalyx salicifolius): Sus hojas sirven de alimento a la oruga de la mariposa Phocides polybius phanias. Sus frutos también son muy apreciados por las aves.
* Canario rojo (Dicliptera tweediana): Planta nutricia de la mariposa Bataraza (Ortilia ithra) y “Princesa roja” (Anartia amathea roeselia). 
* Coronillo o Coronilla (Scutia buxifolia): Planta nutricia de la hermosa mariposa “Bandera argentina” (Morpho epistrophus). La oruga de esta mariposa también se alimenta del Ingá (Ingá vera) y del Bugre (Lonchocarpus nitidus).
* Sen del campo (Senna corymbosa): Planta nutricia de la oruga de la mariposa “Limoncito” (Eurema deva).
* Tala (Celtis erhenbergiana): Sus hojas sirven de alimento a la oruga de la mariposa “Zafiro del Talar” (Doxocopa seraphina Hübner).
* Espinillo (Acacia caven): Planta nutricia de la mariposa "Danzarina" (Riodina lysippoides).
* Fumo bravo (Solanum granulosum-leprosum): De sus hojas se alimenta la oruga de la mariposa “Fueguera” (Mechantis lisymnia lysimnia). 
Tomatillo (Solanum bonariense): Nutricia de la mariposa “Fueguera” (Mechantis lisymnia lysimnia). 
* Revienta-caballos (Solanum sisymbrifolium)Nutricia de la mariposa “Fueguera” (Mechantis lisymnia lysimnia). 

* Malvavisco (Sphaeralcea bonariensis): Nutricia de “Dama manchada” (Vanessa carye), “Ajedrezada menor” (Pyrgus orcinoides), “Ajedrezada de lunar” (Heliopyrgus americanus bellatrix).
* Afata o escoba dura (Sida rhombifolia): Nutricia de la mariposa “Ajedrezada común” (Pyrgus orcus), “Ajedrezada menor”(Pyrgus orcinoides) y “Ajedrezada de lunar” (Heliopyrgus americanus bellatrix).
* Margarita de bañado (Senecio bonariensis): Planta nutricia de la mariposa “Perezosa” (Actinote pellenea calymma). Sus flores también atraen mariposas.
* Carqueja crespa (Baccharis trimera): Sus flores atraen mariposas.
* Sunchillo (Wedelia glauca): Atrae diversas mariposas por su flor.
* Guaco o Mikania (Mikania periplocifolia): Sus flores atraen mariposas.
* Vara dorada (Solidago chilensis): Si bien atrae principalmente abejas, también las visitan mariposas.
* Lantana morada (Lantana megapotamica): Sus flores atraen mariposas, al igual que la Lantana camara.
Malva dura (Pavonia hastata): Nutricia de la mariposa “Ajedrezada menor” (Pyrgus orcinoides) y “Dama manchada”(Vanessa carye). 
* Achira amarilla (Canna glauca): Plantas nutricia de la mariposa “Achirera”(Calpodes ethlius), y “Enrolladora común” (Quinta cannae).
* Pindó (Syagrus romanzoffiana): Nutricia de la mariposa “Duende de las sombras” (Opsiphanes invirae amplificatus).
* Algarrobo (Prosopis alba): Planta nutricia de la mariposa nocturna Ascalapha odoratus.

(3) “Antropocentrismo” u “homocentrismo” quiere decir chovinismo humano. Es similar al sexismo, pero sustituye al “hombre” con “raza humana” y a la mujer con “todas las otras especies”. El chovinismo humano, la idea de que los humanos son la corona de la creación, la fuente de todo valor, la medida de todas las cosas, está profundamente arraigado en nuestra cultura y conciencia.
Fuente: http://www.rainforestinfo.org.au/deep-eco/Spanish/antropocentrismo.htm
(4) El especismo es la discriminación basada en la diferencia de especie. Esta discriminación especista presupone, que los intereses de un individuo son de menor importancia por el hecho de pertenecer a una especie determinada.
Esta discriminación es una actitud bastante arraigada en todas las culturas. La representación más común de éste es el antropocentrismo moral, o sea, la infravaloración de los intereses de aquellos que no pertenecen a la especie humana. Fuente: Wikipedia

(5) En el año 1854 el jefe indio Noah Sealth respondió de una forma muy especial a la propuesta del presidente Franklin Pierce para crear una reserva india y acabar con los enfrentamientos entre indios y blancos. Suponía el despojo de las tierras indias. En el año 1855 se firmó el tratado de Point Elliot, con el que se consumaba el despojo de las tierras a los nativos indios. Noah Sealth, con su respuesta al presidente, creó el primer manifiesto en defensa del medio ambiente y la naturaleza que ha perdurado en el tiempo. El jefe indio murió el 7 de junio de 1866 a la edad de 80 años. Su memoria ha quedado en el tiempo y sus palabras continúan vigentes.

(6) El biocentrismo (del griego bios, "vida"; y kentron, "centro") es un término aparecido en los años 1970 para designar a una teoría moral que afirma que todo ser vivo merece respeto moral.
Asociado en sus orígenes con la deep ecology (ecología profunda o radical), el biocentrismo pretende reivindicar el valor primordial de la vida. El biocentrismo es un modo de pensar que se contrapone al teocentrismo y al antropocentrismo.
Funda su ideario en los conceptos de interacción, la coevolución, la complejidad de las relaciones entre las especies, la no discriminación, el trato con los animales, la cultura de lo vivo, la interactividad de los sexos, la democracia participativa, la agricultura ecológica y el uso de las energías renovables.
Fuente: Wikipedia
http://www.ecoportal.net/content/view/full/86960

4 comentarios:

  1. Hola Melina,
    Soy Claudia, del vivero de plantas autóctonas rioplatenses de Capital (Versailles).
    Gracias por tu comentario en mi blog, si querés lo podés colgar de acá, no tengo problema, al contrario!
    http://plantasautoctonas.blogspot.com
    Un beso y te felicito por tu blog.

    ResponderEliminar
  2. Hola Melina, muy informativo, linda la anécdota y buena la información de las especies y su relacion con las mariposas, felicitaciones.
    Te invito a ver una secuencia de metamorfosis en una galería que me invitaron a participar con algunas de mis fotos, es:
    www.fotorevista.com.ar/autores/Tabuyo/index.php
    Coincido contigo en que nos resta hacer conciencia en los niños.
    Saludos Héctor.

    ResponderEliminar
  3. Wow Melina...cuanta franqueza en la posición frente a la realidad en la que vivimos. Ante la totalidad de tu artículo, estoy de acuerdo plenamente.
    Sé lo necesario que es reeducar las mentes de los padres para que sus hijos respeten el lugar donde vivimos, y sé lo que es educar adolescentes. De todas maneras soy optimista, y quiero pensar, digo creer que podemos cambiar.
    La historia que describes durante tu viaje y la relación Planta-Oruga Vs Personas, es tan real como triste. Si me permites quisiera poner el link en la página de las escuelas que a cargo estoy, pues así los alumnos podrán leerla y dar sus opiniones. Saludos..

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo con vos, hay que ser optimista, y tratar de sensibilizar a las personas. Por supuesto que podés poner el link donde gustes, cuanta más difusión, mejor! y espero sirva para la reflexión! Muchas gracias!! Saludos!!
    Melina

    ResponderEliminar